8/9/12


EN EL CENTENARIO DE LA ESCUELA NORMAL Y EN EL MES DEL DOCENTE, UN HOMENAJE A NUESTRA EDUCACIÓN PÚBLICA Y A LAS DINASTÍAS DE EDUCADORES QUE DE ELLA SALIERON AL PAÍS Y AL MUNDO
Compilación, investigación y entrevistas
Prof. Chalo Agnelli

No escapa al raciocinio del menos entrenado, cuánto ha pesado en la formación de los argentinos la Enseñanza Pública. Así como la inmigración le dio al país un perfil social con características irrepetibles en otros países latinoamericanos.

La Educación Pública dio las más calificadas mentes lúcidas a todo el espectro de las ciencias, las artes y las letras argentinas. Basta nombrar al Dr. Favaloro, al Dr. Bernardo Alberto Houssay, Premio Nobel, en 1947, egresado de la Universidad de Buenos Aires; César Milstein, que hizo los estudios primarios y secundarios en escuelas públicas de Bahía Blanca y se graduó de Licenciado en Ciencias Químicas en la Facultad de Ciencia Exactas y Naturales de la UBA. Y cuántos profesionales, docentes, artistas y autores quilmeños se formaron, inicialmente en nuestras escuelas primarias comunes y luego en la Escuela Normal, en el Colegio Nacional, en el Comercial de Bottaro, en la Mosconi, en el Instituto Superior del Profesorado Nº 24 de Bernal, en la UNQUI...

Entre las muchas dinastías de educadores que se sucedieron en Quilmes una de las familias que mejor afirman lo antedicho son los Iglesias.

EVARISTO IGLESIAS HASPERUÉ

En el seno de una familia que orientó su vida hacia la educación, Evaristo Iglesias, nació el 1° de octubre de 1895 en la ciudad de La Plata. Era hijo de Antonio Iglesias Hasperué.

Su abuelo Domingo Iglesias Porta, inmigrante gallego, nacido el 20 de mayo de 1847 en Salvatierra del Miño (Salvaterra do Minho), distrito de Atolafuente, provincia de Pontevedra. Salió del puerto de Vigo en 1869, para forjar su vida en la Argentina y no regresó nunca más. 

Acta de Bautismo de Domingo Iglesias Porta:

En la Villa y Feligresía de San Lorenzo de Salvatierra a 20 de mayo del año 1847, yo el infrascripto, Cura Párroco, Vicario Perpetuo y Castrense de ella, bauticé solemnemente y puse los Santos Óleos a un niño que nació en el 18 anterior a las doce del día, hijo legítimo de Antonio Iglesias y Rosa Da Porta, vecinos del Barrio del Otro de La Fuente: púsele nombre Domingo: Abuelos Paternos don Juan Antonio Iglesias, difunto, dependiente que fue del resguardo de la Hacienda y su mujer Isabel Vaz de dicho Barrio, Maternos: Gerónimo Da Porta y la suya Josefa Rodríguez del Do Outeiro, de oficio todos labradores. Fueron sus padrinos Domingo Antonio González y Rosa Correa, solteros de esta vecindad a quienes advertí el parentesco espiritual y más obligaciones que contrajeron y para que conste la firma, el día, mes y año de la fecha supra. Lanzos Rodríguez (firma)


Se casó con Mariana Hasperué, de una vieja familia quilmeñas de origen vasco-francés. Su abuelo don Domingo Hasperué [1] tenía un taller de reparación de volantas, berlinas, fabricaba carros y carretas, en el pueblito de Quilmes, en la calles Sarmiento entre Alem y Rivadavia, vereda este, frente a la comisaría. Cuando los vehículos de tracción a sangre quedaron perimidos los descendientes de esta Hasperué tuvieron el famoso corralón “San Martín” de materiales de construcción en la calle Mitre en sociedad con Galli. Marcelo Traversi, en su libro “Estampas de Antaño" hace mención a su proverbial honestidad y generosidad.

Mariana Hasperué, por circunstancias familiares ya que don Domingo enfermó, se radicó como maestra en Lobos, provincia de Buenos Aires. Tal como sucedía en los primeros años del siglo XX, se constituyó como maestra, directora y consejera familiar y social del pueblo. Sus alumnos eran fundamentalmente hijos de los peones de las estancias vecinas. Ella llegaba a la escuela en carro y a veces a caballo. Los niños la esperaban ansiosos atisbando en horizonte, trepados a las copas de los árboles, pues Mariana traía revistas con los últimos folletines, textos fragmentados, pequeños capítulos de novelas que se sucedían en los diversos números de las publicaciones de la época.

La tesonera labor educativa de Mariana fue la que sacó a flote a la familia. Pareciera que estos ancestros, supieron fijar en el perfil de esta familia el valor inconmensurable del conocimiento y la educación.

Evaristo y sus hermanos Antonio (1893), Héctor (1897) y María Celia (1907) [2] fueron maestros, esta última egresó de la Escuela Normal de Quilmes en 1927 y abocada por entero a la enseñanza fue una educadora proba que sola, sin hijos, luchó convencida de que la educación era la única arma transformadora de una sociedad.

Melitón Zavala, casado con una hermana de María Hasperué (o sea que era con-cuñado de Domingo Iglesias Porta) tenía fábrica de licores. Melitón se suicidó y dejó a Evaristo Iglesias una carta encomendándole que se haga cargo de la familia.

Cuando comienzan a ejercer en las escuelas quilmeñas Antonio y Evaristo se trasladaban de un lugar a otro en bicicleta, transporte nada práctico considerando que en esos años la mayor parte de los caminos, senderos y huellas, para ser más precisos, eran de tierra y lodo que se hacía untoso cuando las impiadosas lluvias castigaban estas costas de la planicie bonaerense.

Evaristo ejerció en escuelas en Quilmes, entre ellas la Nº 1, y en Campana. Cursó estudios en la Facultad de Filosofía y Letras de Buenos Aires. Fue Subinspector General de Escuelas de la Provincia de Buenos Aires e Inspector General en 1941. Al año siguiente asumió como Consejero de la Dirección General de Escuelas.

En 1926 se casó conLucrecia Amelia Iriondo Audifred, también maestra, egresada de la Escuela Normal de Quilmes en 1918, fue la tercera promoción que salió de esa Centenaria Institución. Con motivo del vínculo y para no generar situaciones reñidas con la ética por la tarea de Inspector de su esposo, doña Lucrecia comenzó a ejercer en Capital Federal.

El 29 de abril de 1928 el periódico ABC (antecesor de El Sol) publicó su trabajo: “El patriotismo y la historia en la escuela primaria”.

Fue un asiduo colaborador de la Junta de Estudios Históricos de Quilmes, de la que su hermano Antonio fue co-fundador. Para esa Institución realizó la investigación titulada “Escuela de primeras letras en Quilmes”, referente básico para orientar todos las posteriores trabajos al respecto, que se publicó en uno de los Boletines de la Junta.

En agosto de 1946 fue designado Director del Museo Alte. Guillermo Brown, que el 25 de mayo se instaló en un local de la calle Brown 470 de Quilmes. Cargo que mantuvo durante un año, tiempo suficiente para guiar junto con el Dr. Craviotto y don Luis Eduardo Otamendi la organización y catalogación de las piezas obtenidas.
Museo Brown
Entre otras, publicó: “La Escuela Pública Bonaerense hasta la caída de Rosas”, editada en 1946. Tuvo a su cargo la dirección de las Misiones Monotécnicas [3] para varones que creó en 1949 el ministerio de Educación de la Nación en las localidades de Oberá y Concepción de la Sierra, ambas en la especialidad de mecánica de automotores. Tarea que quedó interrumpida por su repentina muerte el 22 de febrero de 1949.

Litografía del Restaurador
realizada por Carlos Morel
 
Evaristo era decididamente antirrosista, como gran parte de la intelectualidad de su época influida por la propaganda oficial creada por Bartolomé Mitre y los vencedores de Caseros. Antonio, en cambio, tenía una visión más global y menos influenciada del proceso histórico del Federalismo y de don Juan Manuel. Llegó a reunir una considerable cantidad de notas, destinadas a un libro sobre el Restaurador, que lamentablemente se extraviaron. 

Fueron sus hijas Lucrecia y María Celia.

La calle 403 de Ezpeleta, desde Río Iguazú hasta las vías del ferrocarril lleva el nombre de Evaristo Iglesias, por el decreto municipal Nº 2777 de 1960; bautizada así tras gestión del Instituto Sarmiento de Sociología e Historia, que presidía el Prof. Juan Carlos Lombán.

HÉCTOR IGLESIAS HASPERUÉ

Nació en 1897, estudió contabilidad y se empleó en una casa importadora que lo envió como gerente a Rosario, en donde se casó con Clotilde, de una familia rosarina de fortuna. Tuvieron una hija, Graciela Iglesias de Boffelli, quien luego residió en Buenos Aires con su hija Claudia Boffelli Iglesias.

MARÍA CELIA IGLESIAS HASPERUÉ

Ni bien recibida de maestra en 1927, Celia empezó a ejercer como maestra, dadas ya otras circunstancias en el ámbito de la provincia, comenzó a ejercer en las zonas rurales hasta poder radicarse en Quilmes. Mujer independiente, de gran cultura, se dedicó totalmente a la docencia y al estudio de la filosofía y las ciencias de la educación. Aprendió alemán para poder leer a Kant y Max Scheller en el original. Hizo toda la carrera de docente hasta Inspectora de zona. Durante su larga trayectoria escribió en numerosas publicaciones y dio conferencias siempre vinculadas con la educación. En el año 1960 integró un Congreso de Educadores organizado en Puerto Rico por la UNESCO. Falleció en Quilmes en 1989.

LUCRECIA DELIA IGLESIAS IRIONDO

Hija de Evaristo, fue licenciada de matemática recibida en la Universidad de Buenos Aires, especializada en Didáctica de la Matemática. Dirigió el Departamento de Profesorado de Matemática de la UBA durante 1965 y 1966 hasta “la noche de los bastones largos”.

Se dedicó a la formación de maestros y profesores de matemática. Fue regente de las Escuelas Técnicas Municipales Raggio. [4]

Dio numerosos cursos de perfeccionamiento docente y además participó en importantes congresos de enseñanza de la matemática; ambas actividades las realizó tanto en el país como en el exterior. Con la licenciada Graciela Carbone y la profesora Norma Sanguineti de Saggese coordinó la colección para adolescentes: “Doce +” de la Editorial Estrada. Dentro de ese proyecto, además, coordinó la escritura de los textos del área Matemática.

Integró con la licenciada Mónica Agrasar de Copello y la profesora Norma Sanguineti el equipo que redactó los textos de Matemática para los grados superiores de las escuelas rurales. Esta tarea integraba el Plan Social Educativo del Ministerio de Educación de la Nación, bajo la dirección de la Licenciada Decibe.

Fue ganadora en el año 2001, del Premio Internacional de Investigación en Educación Matemática otorgado por la Sociedad Thales, de San Fernando de España; con el trabajo "Fortalecimiento de la Educación Matemática en el medio rural” junto a la licenciada Mónica Agrasar de Copello, y la profesora Delia Norma Sanguineti.[5]

También incursionó en el área de la psicología de la enseñanza trabajando con alumnos con serios trastornos de aprendizaje. Se dedicó a la asesoría de escuelas como coordinadora del área de Matemáticas, trabajó hasta el fin del ciclo escolar de 2008, siendo para esa época asesora en el Colegio Almafuerte de Bernal. Falleció el 21 de agosto de 2009.


ANTONIO IGLESIAS HASPERUÉ

Antonio Iglesias, como su hermano, nació en La Plata el 22 de marzo de 1893, fue profesor de Historia. Como docente tuvo una encomiable trayectoria en la dirección del Colegio San Jorge de Quilmes. Durante la intervención municipal que tuvo como comisionado al Dr. Fernando Pozzo, fue uno de los convocados para fundar la Junta de Estudios Histórico de Quilmes el 12 de junio de 1940[6]. Los demás fueron figuras de peso en la educación y la cultura local: el Dr. César Barrera Nicholson, la Prof. Ana MaríaBorzi de Faragó, luego directora del Colegio Nacional, el director de la Escuela Normal don Juan Manuel Cotta, el historiador máximo de Quilmes Dr. José A. Craviotto, el Dr. Oscar Echelini, el Pbro. Juan Bernardino Lértora, el Dr. José Eduardo López, quien había sido intendente, el Dr. Juan Domingo Pozzo, comisionado y traductor de Guillermo H. Hudson, y la Prof. Lilia Bruno de Raris.

Antonio Iglesias fue autor de libros de texto, entre los que se destacaron por su uso en gran parte de las escuelas del país: “Historia Universal” e “Historia Argentina”, publicado por Ed. Peuser en 1936.

Santiago Valerga


Amenizó las actividades intelectuales con el deporte. Fue un entusiasta ciclista y perteneció al Club de Ciclismo de La Plata.

Estaba casado con Amelia Bozzo Valerga, nacida en Quilmes el 18 de abril de 1901 hija de Fortunato Bozzo y de Catalina Valerga, también nacida en Quilmes hija, esta última, del benemérito vecino quilmeño de origen genovés don Santiago Valerga, fundador del barrio La Colonia de Quilmes.

Catalina Valerga de Bosso con sus hijos: (paradas de Izq, a Der.) 
Florinda Justina, Rosa Matilde, Catalina, Amelia  Fortunata 
(sentados de Izq. a Der.) Ángela, Manuel y Humberto Pedro [7]

Escribimos anteriormente, mencionado a los Iglesias-Hasperué que “estos ancestros, supieron fijar en el perfil de esta familia el valor inconmensurable del conocimiento y la educación”y esto se reitera en la unión con el tronco que fue don Santiago Valerga, promotor del progreso de una zona de la Campaña quilmeña desde 1875, fundador de mutuales para los trabajadores y escuelas para los hijos de los numerosos inmigrantes que llegaban al país por esos años, primero con la creación de la escuela San Martín en su casa de Vicente López y 12 de Octubre y luego en la sede de la Sociedad Mutual Artesanos de La Colonia, que él había hecho construir en propiedad suya, y luego apadrinó las actuales escuelas públicas Nº 13, que también inició sus cursos en su casa (1900), y la Nº 17 (1912).

MABEL Y EDITH HEBE

Antonio y Amelia y tuvieron dos hijas: Mabel y Edith Hebe que como notorias educadoras siguieron la huella abierta en el conocimiento por los Iglesias y el empecinamiento laboral y progresista de los Bosso-Valerga. Vivían en avenida Vicente López entre Rodolfo López y Bombero Sánchez, piso superior de la casa de la abuela Catalina Valerga Celasco, donde murió Amelia Bosso.

El maestro Antonio Iglesias falleció en la ciudad de Buenos Aires el 2 de julio de 1959.


EDITH HEBE IGLESIAS BOZZO DE RICABARRA
La marca del saber era indeleble en Edith Hebe Iglesias y su hermana, trazada por su padre, su tío y la de la abuela Mariana Hasperué

Edith nació el 20 de octubre de 1927, en Quilmes como su hermana y primas; curso los estudios primarios en el Departamento de Aplicación de la Escuela Normal de Quilmes, de donde egresó en 1940 y de la misma Escuela fue promovida como maestra en 1944. Luego obtuvo la licenciatura en matemática de la Universidad Nacional de La Plata en 1955.

Estas honduras de la ciencia no la privaron a ella y a su hermana a integrar el equipo de primera división de hockey del Quilmes Atlético Club. Así como a su padre la condición de educador no lo apartó del ciclismo.
Ya graduada, Edith ejerció en la Universidad de La Plata y también dio clases en la UBA.

Se casó con el matemático Rodolfo Alfredo Ricabarra Orbea, de Coronel Pringles, nacido el 5 de agosto de 1925, que alcanzó amplio prestigio en el campo de la ciencia matemática. Se recibió de Doctor en Matemática en octubre de 1948 en la Universidad Nacional de La Plata. Fue profesor investigador desde 1953 a 1956 en la Universidad de Cuyo. Dio geometría analítica y probabilidades en la Universidad de La Plata en el bienio 1956-1957. Fue profesor dedicación exclusiva en la Universidad Nacional del Sur en 1958. De este último año es su libro "Conjuntos Ordenados y Ramificados" publicación del Instituto de Matemática de la Universidad Nacional del Sur, Bahía Blanca", que sigue vigente y trata el Problema de Suslin, [8] que si bien ya fue resuelto por métodos metamatemáticos, aún los matemáticos trabajan en puntos relacionados a este problema matemático. Publicó “Notas de topología algebraica” editado por la Universidad de Buenos Aires, Departamento de Matemáticas, en 1969. Fue investigador contratado en la Universidad de La Plata entre 1960 a 1963 y profesor dedicación exclusiva, en la Universidad de Buenos Aires desde 1963 a 1966, año nefasto para la más elevada intelectualidad argentina, científicos y artistas, perseguidos por la deleznable dictadura de Onganía, de orientación nazifascista, apoyada por un clericalismo ultramontano, en la que se tuvieron que exiliar los más prestigiosos cerebros de la Argentina –entre ellos César Milstein (1927-2002) Premio Nobel en 1984-, los Ricabarra-Iglesias debieron expatriarse después de la malhadada “noche de los bastones largos” y se radicaron en Venezuela.

EL EXILIO 

Pero la vida académica de Rodolfo Ricabarra fue rápidamente reconocida y obtuvo una cátedra de dedicación exclusiva en la Universidad Central de Venezuela, en el período 1966-1968. Las ofertas laborales del Dr. Ricabarra llevaron a la familia a trasladarse a Francia donde permanecieron un año (1968-1969) y luego, otro año, en Delaware (1969-1970), EEUU. Allí fue miembro (1959/60) del IES School of Mathematics de Princeton. Concluidos estos trabajos retornaron como profesor visitante a la Universidad Central de Venezuela desde 1970 a 1972. Este último año, caída la dictadura militar en Argentina, Bernardo y Edith, su inefable compañera, decidieron retornar a su país anhelando un período de sana democracia y libertad académica; creyeron que la patria, que les había dado tan sólida base, podría necesitar sus conocimientos y en 1973 volvieron a Argentina.

NUEVA EXCLUSIÓN

Obtuvo una cátedra dedicación exclusiva en la Universidad de La Plata desde 1972 a 1976. Pero fueron tan sólo tres años, pues en 1976 otro golpe militar, más cruento aún que los precedentes, los obliga, como a muchos otros científicos, escritores, artistas, profesionales, a un nuevo exilio voluntario y el país elegido fue Venezuela donde ingresó como profesor dedicación exclusiva en Universidad Central de ese país desde 1976 a 1980 y en la Universidad de los Andes de Venezuela desde el 1º de enero de 1982 hasta 16 de noviembre de 1984 fecha de su muerte. 

Realizó muchas publicaciones como, “Conjuntos ordenados y ramificados”, un libro de 1958, de 350 páginas con trabajos originales, inéditos sobre el problema de Suslin editado por la universidad del sur Bahía Blanca, Argentina.

Bernardo Ricabarra y Edith Iglesias

Edith hizo cursos de post grado en la universidad de Chicago y en Venezuela, como su marido, pronto recibió merecido reconocimiento por la excelencia de su nivel: dio clases en la Universidad Central de Venezuela y dictó cátedra en Escuela de Matemática de la Facultad de Ciencias para matemáticos, físicos y químicos. Llegó a ser una señalada pedagoga para la enseñanza de esa ciencia.

Bernardo Ricabarra

En el libro “Volumen de homenaje al Dr. Rodolfo A. Ricabarra”, publicado por el Instituto de Matemática (CONICET-UNS) en 1995; Universidad Nacional del Sur - Bahía Blanca 1995, hace una reseña de sus experiencias en la Universidad de La Plata: “…yo sólo quería hacer este recuerdo emocionado de experiencias comunes a Rodolfo y a mí, de nuestras respectivas épocas de estudiantes en aquella Universidad de La Plata..." resaltando la figura y la calidad de los profesores que tuvieron, ella y su esposo, en esa Universidad.

A pesar de esa vida trashumante, Edith Iglesias, se hizo tiempo para todo. Acompañar a su marido, criar a sus hijos, hacer investigaciones. Los unía el amor mutuo y el amor a la ciencia y el conocimiento. Escribió varios libros de texto como: "Complementos de análisis y geometría" publicación de la Facultad de Ciencias de la Universidad Nacional de La Plata, “Geometría I” y “Geometría II”. Con la primera publicación la Asociación de Profesores de la Universidad Simón Bolívar le otorgó en 1995, el premio al mejor libro universitario. Fueron obras suyas “Geometría Diferencial”, reseñado por el doctor Luis Mata-Lorenzo en el boletín de la Asociación Matemática Venezolana y dos libros de análisis. Sus libros son de uso bibliográfico en las universidades venezolanas. También hubo en ella algo de la vena histórica de su padre Antonio y se interesó por la historia venezolana. Tomó la nacionalidad de ese país que tanto tiene que ver con el nuestro por esos dos gigantes que fueron San Martín y Bolívar.

En el año 2000 comenzó a redactar una serie de relatos breves de historia para alumnos de escuelas secundarias; episodios de la vida nacional venezolana que recogió de boca de personajes que los vivieron con el objetivo de difundir el pasado de su país adoptivo y ayudar, según sus palabras: “a la comprensión del presente y a la elaboración de ideas sobre el porvenir”. Falleció el 9 de agosto del 2006, en Venezuela.

Edith y Bernardo antes de abandonar la Argentina, vivieron en La Plata donde nació su hijo Bernardo el 29 de diciembre de 1959, luego llegaron Álvaro y Graciana.

Bernardo Ricabarra Iglesias hoy es Licenciado en Biología, graduado en la Universidad de Venezuela en 1990; enseñó bioquímica para el ingreso a la carrera de medicina; realizó una experiencia de divulgación científica en la Universidad de Cuba (2009) y también conduce un programa deportivo en la radio comunitaria 95.1 FM; por su trayectoria se le otorgó la Orden Guaicapiruro en primera y segunda clase de Guaicaipuro, municipio del Estado de Miranda en Venezuela.

Álvaro es un entusiasta promotor del desarrollo del rock nacional en Venezuela; está casado con Alba Colmenares, tienen un hijo Rodolfo Ricabarra Colmenares. Graciana Ricabarra Iglesias essocióloga de la Universidad Central de Venezuela; su tesis "antropología musical" fue mención de honor; es fundadora de la Casa de la Cultura del apacible pueblo de San Diego y de la emisora comunitaria 95.1 FM; es profesional independiente en el sector telecomunicaciones; dirige programas radiales que tienen alcance para la educación del público general. Viven en Venezuela.

MABEL AMELIA IGLESIAS BOZZO DE POLJAK

Mabel Iglesias, después de recibirse de maestra en la Escuela Normal de Quilmes en 1942, como su hermana, siguió la carrera que, mediante el razonamiento lógico, estudia las propiedades y relaciones entre entes abstractos, la matemática. En su adolescencia, como su hermana, fue una entusiasta jugadora de hockey, muy popular entre las jóvenes quilmeñas, por esos años, haciendo par con las hermanas Echelini.

Se casó con un vecino de Berazategui, Roberto Poljak, nacido en 1932, que cursó la enseñanza primaria en el Departamento de Aplicación de la Escuela Normal de Quilmes, de donde egresó en 1944 e hizo el bachillerato en el Colegio Nacional (que este año cumple 90 años), para ser promovido en 1949.

Poljak se graduó como Licenciado en Física en 1954, en la Facultad de Ciencias Exactas de la U. N. LA Plata, doctorándose en 1956, en esa casa de estudios.

Trabajó en el Instituto de Física de Bariloche. Desde 1958 a 1960 fue becario de la Escuela de Estudios avanzados de MIT (Instituto de Tecnología de Massachusset), donde inició su especialización en cristalografía. Hizo el post doctorado en The Royal Institution, Londres, Inglaterra (1960-62).

Fue profesor de Biofísica en “Johns Hopkins School of Medicine” y posteriormente profesor e investigador científico en el Instituto Pasteur de Investigaciones, Francia (1981), y finalmente profesor y director del “Center for Advanced Research in Biotechnology” (CARB), Rockville, Maryland. Recibió numerosos premios en su especialidad.

LA PARTIDA

Mabel y Roberto también debieron abandonar el país en los deleznables años aciagos de las dictaduras que supimos sufrir. Primero París, en el Instituto Luis Pasteur, luego Estados Unidos.


Instituto Pasteur
Estuvo asociado a numerosos descubrimientos fundamentales concernientes a la estructura en tres dimensiones de moléculas inmunoglobulinas. Fue especialista en el estudio de la estructura molecular por difracción de rayos X. Obtuvo un reconocimiento al revelar el anclaje preciso de una molécula de antígeno con su anticuerpo correspondiente, aportando así una base para la estructura esencial de la inmunoglobulina. Sus trabajos tratan de la elucidación por los mismos métodos de la interacción antígeno/anticuerpo a nivel de la parte variable de los anticuerpos que llevan el nombre de idiotipos. Esta interacción juega un papel esencial dentro de las teorías actuales sobre el funcionamiento del sistema inmunitario, que permite despejar las nuevas posibilidades terapéuticas fundadas sobre los fenómenos del mimetismo molecular inherentes al sistema inmunitario. El premio Louis Jeanter de medicine 1989 permitió al profesor Roberto J. Poljak adquirir, entre otros un equipo de difracción a rayos X de alta permanencia. Estuvo en el instituto Calttech de Washington. En el libro “Biochemistry” de Albert L Lehninger (1º edición 1978) de Editorial Worth Publishers, aparecen experimentos cristalizados por Roberto Poljak, que luego asumió la ciudadanía estadounidense.

Roberto Poljak fue designado Doctor Honoris Causa de la Universidad de Buenos Aires, el 12 de julio de 2000.

LAS RAÍCES

El lector quedará boquiabierto ante la terminología científica que pareciera ajena a la reseña biográfica de esta familia, pero no podría ser completa sin estas especificaciones, que quizá no sean del todo exactas para los idóneos, pero que demuestran como fuerzas ocultas de la vida unen a los que profesan los mismo cultos, en ese caso el de la ciencia y el conocimiento, desde Mariana Hasperué, sus hijos, sus nietas...

LA CUARTA DESCENDENCIA

Mabel Iglesias y Roberto Poljak tuvieron dos hijos, Gustavo que vive en EEUU y Leonora, bióloga molecular que trabaja en Francia, casado con Agamennon Karposi también biólogo y tiene una hija, Alicia que estudia en la Escuela de Arquitectura de la ciudad francesa de Toulouse. Gustavo Poljak Iglesias es técnico en computadoras y trabaja en el mantenimiento de software y hardware para las escuelas secundarias del Carrol County, Maryland, EEUU. Tiene un hijo.

CONCLUSIÓN 

Esto es una reseña. Había mucho que agregar sobre esta gente que tiene raíces en Quilmes, este pueblo del sur granbonaerense que dio y da tanto al país y al mundo. En Venezuela en Estados Unidos hay gente cuyos antepasados están nombrados en nuestras calles y en nuestros libros de historia o de educación, por los cuales hay que pasar para recorrernos y reconocernos. Grande es la identidad de un pueblo cuando supera sus fronteras y los que aquí permanecemos, los quilmeros, custodios de la memoria de Mariana Hasperué, de Santiago Valerga, de Antonio y Evaristo Iglesias, asumimos con orgullo la tarea de amanuenses cuando representamos a gente que nos deja tan elevados afuera.

Investigación Prof. Chalo Agnelli
Se agradece la colaboración especial de Rodolfo Ricabarra Iglesias de Venezuela, Roberto J. Poljak Iglesias de EEUU, sus familiares y del Sr. Domingo Araujo Bosso.

FUENTES
Archivo de la Escuela Normal Superior de Quilmes
Archivo del Colegio Nacional de Quilmes.
Archivo de la Provincia de Buenos Aires "Dr. Ricardo Levene" (La Plata)
Biblioteca Popular Pedro Goyena
Biblioteca Municipal Domingo Faustino Sarmiento. 
Hemeroteca del diario "El Sol" de Quilmes.

NOTAS
[1] Los dos abuelos con el mismo nombre “Domingo” generaron muchas confusiones en la corroboración de datos para esta reseña.
[2] Registro Civil de La Plata. Tomo 10 – Nº 114
[3] Ossana Edgardo; Puiggros, Adriana; Pinkasz, Daniel. La Educación en las Provincias (1945-1985). Ed. Galerna, Bs. As. 1980. “Territorio Nacional de Misiones”. Boletín Oficial Año 21, junio de 1949, pp.29
[4] Las Escuelas Técnicas Municipales "Raggio" nacieron en el año 1924 como Escuelas de Artes y Oficios, con la característica de albergar bajo un mismo techo varias disciplinas o especialidades. Fue planteada en dos pabellones con los nombres del matrimonio Raggio, "María Celle" (para las alumnas) y "Lorenzo Raggio" (para los varones), las cuales funcionaban en forma separada como era común entonces. Las Escuelas donadas a la Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires, cristalizaron el sueño agradecido de estos inmigrantes italianos. Su denominación "de Artes y Oficios" denuncia una concepción sumamente actualizada para el siglo, si recordamos que el movimiento de Arts and Crafts (de artes y oficios) se desarrolló en Inglaterra a fines del siglo XIX como consecuencia de la incipiente Revolución Industrial y a principios del siglo XX surgen escuelas o lugares de encuentro para artistas, artesanos, diseñadores, arquitectos, etc., como la Deutscher Werkbund primero y en la posguerra la famosa Bauhaus (1919) como unificación y recreación de las escuelas de Artes Plásticas y la de Artes y Oficios de Weimar.
Es decir que la Escuela Raggio, comenzada en 1922, aporta una visión nueva, contemporánea, que no imita modelos pero sí ofrece nuevas posibilidades como fue el tener bajo un mismo techo disciplinas que necesitaron de la presencia de artistas, artesanos y técnicos trabajando para una industria creciente dentro de un país que se mostraba al mundo con dinamismo y pujanza. http://www.escuelaraggio.edu.ar/
[5] Reseñando en la revista Epsilon número 49 Vol. 1 
[6] Ver en este blog (http://elquilmero.blogspot.com.ar/) las notas: “Nacimiento de la Junta de Estudios Históricos de Quilmes” 1º Nota del 11/3/2010 y “1940 - Junta e Estudios Históricos De Quilmes” 2º Nota del 12/3/2010. Chalo Agnelli
[7] Florinda Justina se casó con Horacio Balacini; Rosa Matilde, con Domingo Araujo, hijo del homónimo que fue el primer comisario de Quilmes (1881); Amelia se casó con el educador Antonio Iglesias; Ángela, con Pedro Lampi. Humberto Bozzo Valerga fue un entusiasta deportista de La Colonia, de excelente actuación en varias carreras de 300 y 800 metros llanos como representante del Boxing Club.
[8] Mikhail Yakovlevich Suslin. Suslin también se transcribe a veces como Souslin, del Cyrilic Суслин.

FALTAN MENOS DE 50  DÍAS  PARA  EL  CENTENARIO

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada