26/9/12

CHARLAS DEL CENTENARIO
Siguen las charlas en el Colegio Normal

En el encuentro como parte del festejo por el centenario de la escuela quilmeña se refirieron a "Malvinas 30 años, 3 miradas" con la presencia de Veteranos de Guerra

noticias
Osvaldo Fernández y Esteban Tries durante la charla

En el marco de las Charlas del Centenario de la Escuela Normal de Quilmes, la comunidad educativa del ISFD Nº 104, se reunió el jueves 20 de setiembre en el segundo piso de dicha institución para presenciar la charla "Malvinas 30 años, 3 miradas" con la participación de los Veteranos Esteban Tries y Osvaldo Fernández, no pudiendo contar con la presencia del tercer disertante, que por razones climáticas se vio imposibilitado de asistir. A las 19, comenzó la charla Osvaldo Fernández narrando sus vivencias a bordo del ARA General Belgrano, el ataque recibido por el submarino Conqueror, la evacuación y posterior rescate. Fernándedz recordó que gracias el intenso entrenamiento recibido pudo sobrevivir. Siguió la charla Esteban Tries, soldado clase 61 perteneciente al RIM 3 y que participó en la batalla de Wireless Ridge, donde le salvó la vida a su sargento, Manuel Villegas. Tries hizo un racconto de su paso por el servicio militar y de su vuelta al regimiento para ir a las islas, sus primeros días en Malvinas y la entrada en combate. Culminada las exposiciones se realizó una ronda de preguntas por parte del público presente.

El día anterior, miércoles 19 a las 19 hs, se había convocado a la conferencia organizada por el Instituto Nacional Browniano, centrada en aspectos de la vida del prócer naval, Almirante Guillermo Brown, cuyo nombre identifica al establecimiento desde 1957. Bajo el título "Almirante Guillermo Brown: ¡Valía como una flota!" se presentó el disertante Capitán de Navío (RE) Magister Tomás Merino, vicepresidente del Instituto Browniano.

El Instituto

El Instituto Browniano, fue creado el 22 de febrero de 1948 con el fin de exaltar la figura de nuestro héroe máximo en el mar y fundador de la Armada Argentina, el Almirante Guillermo Brown, y fomentar la conciencia naval y marítima argentina.

El 18 de diciembre de 1996, por decreto del Poder Ejecutivo Nacional, fue elevado a la categoría de Instituto Nacional, pasando al ámbito de la Secretaría de Cultura de la Presidencia de la Nación.

Su actividad es de carácter histórico patriótico. Cumple sus fines por medio de la investigación y la exposición de la vida y la obra del Almirante Brown, de sus colaboradores y subordinados; la divulgación de la historia de la Armada Argentina; el estudio y la difusión de los intereses marítimos y fluviales argentinos, circunscriptos a sus aspectos históricos. [...]

El Museo

En el museo se encuentran en exhibición permanente:
• Daguerrotipos                  • Objetos personales         
• Cuadros realizados en distintas técnicas por diversos autores, que aluden a la figura del Almirante
• Réplicas de uniformes        • Mobiliario
• Estandartes                     • Bustos en diversos materiales
• Filatelia                           • Numismática 

La Biblioteca

El Instituto dispone de una vasta biblioteca especializada de producción propia y de reconocidos autores

• Documentos                   • Revista Del Mar
• Folletos                         • Enciclopedias
• Libros                            • Historietas
• Láminas     

Datos de contacto
Presidente A/C: Prof. Emilia Edda Menotti 
Dirección: Av. Almirante Brown 401, (C1155AEB) Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Teléfono: (5411) 4362-1225 y 4307-9925
Correo electrónico: info@inb.gov.ar 
Página web: www.inb.gov.ar
Horarios: lunes a jueves de 10 a 16 horas, viernes de 10 a 13 horas. 

La "Casa Amarilla"

En 1812 el Almirante Guillermo Brown adquirió una extensión de terreno cercano al Riachuelo en Barracas y la Boca actual, al padre José Ramón Grela. Allí establecería una quinta y construiría la casa que sería su hogar.

A fines de 1813 trajo a su familia de Inglaterra, integrada por su esposa inglesa, su primogénita Eliza nacida el 31 de octubre de 1810 y su hijo Guillermo, nacido el 13 de febrero de 1812, ambos también ingleses de nacimiento.

A principios de 1814 Brown ya tenía casa y quinta; la primera estaba situada en lo que hoy es Av. Martín García 584, al lado de la sucursal del Banco de la Ciudad de Buenos Aires, y la quinta tenía 350 varas de frente por 315 de fondo. Vivió allí desde 1813 hasta 1815 y de 1821 hasta su muerte acaecida el 3 de marzo de 1857.

La casa era de dos pisos de planta rectangular y a su frente, sobre dos columnas se levantaba un balconcito en la ventana central del piso superior. Era sencilla y a su frente tenía un portón que por sus dos lados tenía una reja de hierro alternada con soportes de mampostería. Conocemos el frente porque existen fotografías de la casa de Brown y podemos afirmar que había dos pequeños jardines a ambos lados de la puerta y dos cipreses se alzaban en el espacio que quedaba entre el portón y la entrada.

En esa casa y en esa quinta el Almirante Brown y su familia vivieron los avatares de la guerra de la Independencia y la apoteosis del triunfo, con la victoria naval de Montevideo y la caída de la plaza del mismo nombre. Allí se prepararon los planes de la famosa campaña corsaria del Pacífico de 1815/1817, en la que salió al mar contra las órdenes del gobierno y que pagó con un largo juicio, su pase a retiro y la retención de los bienes, incluida su casa, que dispuso el Gobierno, hasta fines de 1821 en que todo le fue restituido, no sin pleitos ni sinsabores. Fue por ello que Brown no habitó su casa desde 1815 hasta 1821 y su familia no lo hizo desde 1817 hasta el año de resti­tución de los bienes.

Salía de su casa, tomaba el camino "nuevo" o avenida Almirante Brown y llegaba hasta el Arsenal de Marina, en la Vuelta de Rocha. Lo hacía a caballo y recorría la ribera del Riachuelo, donde estaban las barracas, llenas de cuero para exportar. Después de la paz con el Brasil, el Almirante Brown, que nunca intervino en acciones de guerra civil, se dedicó al cuidado de su quinta, pero el bloqueo anglo-francés lo puso de nuevo al frente de la Escuadra. Brown cultivaba verduras y frutales y lo hacía personalmente. 

Cuando su adversario de la guerra contra el imperio del Brasil, el Almirante Juan Pascual Grenfell, lo visitó se extrañó verlo emplearse en tan humildes menesteres y le expresó lo mal que pagaban las repúblicas a sus abnegados servidores. Entonces Brown le contestó que para él no valían honores y distinciones cuando todo terminaba en seis pies de tierra. 

En ésa, su casa, falleció el 3 de marzo de 1857. Buenos Aires y la Confederación le rindieron honores a pesar de estar entre ambas en guerra.

Este solar ha sido llamado por la tradición "Casa Amarilla" y se dice que dio nombre a toda la zona.


(Texto extraído del artículo "La Casa Amarilla del Almirante Guillermo Brown", de Laurio Destéfani.)

http://www.inb.gov.ar/brown_casa_amarilla.htm


SÓLO FALTAN 26 DÍAS  PARA  EL  CENTENARIO

No hay comentarios:

Publicar un comentario