25/8/16

XIV Congreso Argentino de Archivística
 “Transformación digital, nuevas incumbencias, competencias 
y perfil del archivero”
17, 18, 19 de Octubre de 2016.

Salón Manuel Belgrano, 
 Consejo Profesional de Ciencias Económicas.
Calle Mitre 1956, Mar del Plata- República Argentina.

CONVOCAN:

Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad FASTA
Federación de Archiveros de Argentina. FARA.

AUSPICIAN, PARTICIPAN Y ORGANIZAN:

Asociación de Archiveros de Santa Fe ­AASFe­ Personería Jurídica nº 392/88.
Asociación de municipios y comunas Pers. Jurid. Nº 638/05
Asociación Jujeña de Amigos y trabajadores de Archivos. Pers. Jurid. 3177/95
Asociación de Archiveros de San Juan. Pers. Jurid. Nº 0030/12°

FUNDAMENTOS:

La Archivología, en esta oportunidad se presenta en el marco de la Sociedad del Conocimiento, adecuando los perfiles profesionales a un entorno cambiante y competitivo, donde el Archivero toma un papel predominante ante el intercambio informativo, que contempla a las tecnologías de la información, las transformaciones tecnológicas y los nuevos paradigmas de la comunicación, de la producción y procesos de información, a fin de delimitar competencias profesionales. Es por ello, que el presente evento, toma como eje temático central, a la “Transformación digital, nuevas incumbencias, competencias y perfil del archivero”.

El archivero, consolida sus incumbencias en la gestión sistemas de información, documentos electrónicos, la digitalización, la utilización de herramientas informáticas y diversas tecnologías; y junto a éstas la adaptación de sistemas de trabajo convencionales a sistemas on-line, prestando celosa atención al resguardo de los derechos, y a las garantías sobre la integridad de los documentos y el carácter de la información de los mismos, sus niveles de acceso y su disponibilidad, su eficaz difusión, la visibilidad institucional con presencia múltiple en la web y en redes sociales, potenciando la imagen institucional y profesional, acrecentando la demanda y el trato con los usuarios, y como siempre, trabajando en pos de la correcta clasificación, descripción, valoración, etc. 

Al definir las nuevas competencias, se propone exponer, mediante las experiencias en diferentes espacios, sea político, institucional, profesional y educativo, aquellos emergentes no resueltos total o parcialmente en la tradicional formación profesional y técnica del archivero; pero que de hecho, validan su labor como tal y se vuelven inestimable recurso de conocimiento, y de práctica para llevar adelante con solvencia su trabajo cotidiano.

El objetivo es concientizar sobre la necesaria actualización y difusión de una formación técnica y metodológica, complementaria, para una mejor cualificación del personal y poder enumerar estas nuevas competencias requeridas para el actual y de ser posible, para nuestro futuro contexto de los ámbitos laborales y multidisciplinarios del archivero.

Es así como se fundamenta y justifica abrir éste espacio, que propicie el intercambio de experiencias, conocimientos y donde se propongan nuevas líneas de acción.

OBJETIVOS GENERALES:

· Promover el dialogo y reflexión del rol de los profesionales archivistas.
· Propiciar un escenario para la actualización e intercambio de experiencias en los temas de transformación digital.
· Consolidar la normalización de los procesos archivísticos del documento electrónico y de los servicios y difusión a través de las web de los archivos.
· Consolidar procesos de evaluación y acreditación de los planes y programas, como una forma de garantizar su calidad.

OBJETIVOS ESPECÍFICOS:
· Actualizar el cuerpo conceptual de la Archivología en el contexto de la Sociedad de la Información.
· Analizar, formular propuestas y recomendaciones tendientes a favorecer la evolución de los aspectos metodológicos, técnicos y tecnológicos, en función de la expansión del servicio de Archivo ante los requerimientos de la Sociedad de la Información.
· Formular recomendaciones que orienten la implementación de políticas públicas para el desarrollo archivístico y la incorporación de tecnologías a los procesos archivísticos y de gestión e información documental.
· Proveer lineamientos profesionales tendientes a delimitar las competencias profesionales del Archivista y procurar promover el debate. 
· Promover la conformación de un cuerpo de académicos y profesionales de Archivología, que faciliten el intercambio de conocimientos y experiencias y su difusión para un mayor beneficio institucional, social, educativo, etc.

METODOLOGÍA:
El Congreso se desarrollará a través de la participación de expositores, disertantes e invitados especiales según determinación de Comisión Organizadora del Congreso, contemplando las siguientes modalidades:

1. Conferencias / Paneles: A cargo de especialistas invitados por la Comisión Organizadora.
2. Ponencias: Presentaciones de trabajos de investigación básica y aplicada, relativos a las áreas temáticas generales y específicas del evento.
3. Comunicaciones: Presentaciones de trabajos de referidos a experiencias, proyectos o programas en ejecución correspondientes a las áreas temáticas generales y específicas del evento.
4. Talleres o Grupos de Discusión: a determinar en función de los especialistas participantes, el interés de los asistentes y las posibilidades logísticas.
5. Asistentes: Personas que se inscriban en el evento en calidad de participantes, sin presentar trabajo.

EVENTOS PARALELOS:

III Reunión Comisión Nacional Pro - Ley Profesionalización de Archivos día 18 de octubre
II Reunión Comisión Académica Nacional de Archivología día 18 de octubre
VIII Encuentro de Archivos Religiosos – en plenarias
Asamblea anual de la Comisión Argentina de Desarrollo De Archivos. CADA – día 18 de octubre
IV Reunión de Asociaciones de Archiveros Provinciales – día 19 de octubre

FORMALIDADES PARA LA PRESENTACIÓN DE LOS TRABAJOS:

Para ver la información relacionada consulte el del XIV Congreso Argentino de Archivística.
Los interesados en presentar trabajos deberán comunicarse previa inscripción a la siguientes dirección de contacto: fara.insitucional@gmail.com, donde indicarán el equipamiento técnico que requieren para efectuar la exposición en el evento.

INFORMACION:

SITIO WEB OFICIAL: WWW.MUNDOARCHIVISTICO.COM.AR, en la cual encontrará la información pertinente sobres costos de inscripción y plazos.
ENVIO DE TRABAJOS A: fara.institucional@gmail.com 

FECHA LIMITE DE PRESENTACIÓN DE TRABAJOS: 10 de Setiembre.
COSTO DE INSCRIPCIONES: $ 450
TEL: 0342 155476539 personal - 0342 155477227 claro - 0342 4843484 fijo 

14/8/16

Historia de los distintivos
de la Escuela
 por Carlos Alberto Grazioli

Me referiré a la historia del anterior distintivo de la escuela y el actual....

...Años antes de 1962 la escuela había adoptado como escudo distintivo uno que estaba diseñado sobre la base de un escudo similar al de algunas instituciones deportivas que estaba realizado en dos colores (rojo y azul) divididos en diagonal, siendo la parte superior roja con ribetes en azul; en forma transversal siguiendo una línea imaginaria de la otra diagonal estaban las letras E N (en azul sobre fondo rojo) y M Q (en rojo sobre fondo azul) correspondientes a la denominación Escuela Normal Mixta de Quilmes. Para una mayor ilustración adjunto a la presente un anexo con el escudo de esa época. La técnica y diseño de esos tiempos era, en general, adaptar una base en paño lenci del color predominante o principal y el otro color se aplicaba sobre este paño generalmente con un molde y pintura sintética; en el caso que estamos manifestando el paño lenci era rojo y con pintura sintética la parte en azul naval. Los colores utilizados no fueron arbitrarios ya que los mismos son las de la bandera distintiva de la escuela que tiene los dos colores mencionados también en diagonal.

Un dato característico de este tipo de escudos era su deterioro prematuro ya que se adosaba al delantal con un alfiler de gancho y a veces su destrucciòn hacía que se debían utilizar hasta 2 ó 3 distintivos por año, según el grado de cuidado que tuviese el alumno.

Llegamos así al año 1962, año del cincuentenario de la creación de nuestra escuela, con el antecedente que unos años antes, por decreto de un gobierno surgido en 1955, sin mayores explicaciones se le había impuesto el nombre de Almirante Guillermo Brown, cuando estaba previsto el nombre de Presidente Bartolomé Mitre... pero esa es parte de otra historia.

Como los colores del distintivo de aquel entonces eran los mismos colores de un conocido club de fútbol, con las consabidas chanzas entre defensores y detractores de esos colores, los directivos de aquel entonces consideraron que la celebración del cincuentenario era una buena ocasión de cambiar el escudo por uno que expresara el sentir nacional y, a la vez incorporara las letras del nombre que se le había impuesto.

Con la participación de los profesores de dibujo, y como uno de los motivos de celebración del cincuentenario, se hizo un concurso entre todos los alumnos con el fin de reemplazar el escudo anterior. Las bases del concurso eran que debía tener los colores patrios y alguna alegoría especial a la EDUCACIÓN. Además debía tener las letras E N M Q A G B correspondientes a la denominación Escuela Normal Mixta de Quilmes Almirante Guillermo Brown. Se hizo especial hincapié que la N incorporada al emblema correspondía a la mención de "Normal", ya que las escuelas de este tipo eran todas de carácter nacional, por lo que se daba por sobreentendido que era de tipo nacional. Y aquí me permito una pequeña opinión personal : de la misma forma se debió actuar con la letra M correspondiente a Mixta,ya que esa situación era de larga data  ...tanto es así que la primera promoción de maestros de nuestra escuela tuvo a un maestro varón entre sus egresadas/os. En un párrafo siguiente comentaré su reemplazo.

El entusiasmo de todos los alumnos se vio reflejado en la muestra de todos los trabajos que se hizo unas semanas antes del 23 de octubre en el patio cerrado del viejo edificio, el que albergaba en sus aulas todos los primeros años y algunos segundos años (en este momento de ese patio quedan 2 de esas aulas históricas). Había muy buenos trabajos, pero sobresalían tres en la opinión de los alumnos; de estos tres, uno se destacaba por la creatividad y la síntesis lograda de acuerdo a los parámetros marcados ...la bandera en forma vertical, un libro abierto como símbolo educativo y las letras designadas distribuidas en forma simétrica arriba y debajo del libro abierto... había que esperar la decisión del jurado.

El jurado estaba integrado por el rector de la escuela, profesor Alfredo J.E.Dunet, tres profesores de dibujo: el profesor Alfredo Morales Gorleri (descendiente directo de familias vinculadas a la creación de la escuela), el profesor Manuel Guerra (amante del impresionismo y de los pintores Manet y Monet) y el profesor Aldo Severi (conocido artista plástico por el que suspiraban más de una de las alumnas de todos los niveles.Otro de los integrantes de ese jurado fue el profesor de geografía Raúl Palacio ...había algún otro profesor o profesora que se escapan a mi memoria. El veredicto del jurado fue quizás el más esperado y el más aceptado ya que coincidieron con la opinión de los alumnos... Fue el preferido de todos, el que había realizado la alumna de cuarto año del magisterio SUSANA MARÍA MATEO... este es un pequeño homenaje a la autora de una creación que cumplirá 50 años y que es parte de la historia de nuestra querida escuela !!!

Para la confección del nuevo escudo se utilizó una técnica constructiva distinta y más duradera; sobre la base de paño lenci color celeste se adhirió una tela totalmente pintada con el logotipo elegido... se comenzó a usar luego del 23 de octubre de ese año en forma no obligatoria, pasando a ser obligatorio a partir del comienzo de las clases de 1963. No fue la única innovación... en 1964 se confeccionó el escudo en metal pintado que solucionó los deterioros que sufrían los anteriores. se podía usar cualquiera de las dos alternativas.

Con el correr del tiempo y acorde con los nuevos planes educativos se cambió del escudo la letra M de "mixta" por la de S de Superior, por lo que las letras que están en el distintivo E N S Q A G B.

EL MONUMENTO A LOS QUILMES
Prof. Chalo Agnelli

EL SENTIMIENTO LOCAL HACIA EL PUEBLO que dio nombre a Quilmes se puso en evidencia desde muy temprano. En su libro "Quilmes de antaño", José Andrés López ya se refiere a este heroico pueblo. 

En el libro de actas de la sesión ordinaria del Honorable Concejo Deliberante del 10 de junio de 1934, de dicha corporación dice: “Una comisión de estudiantes del colegio Nacional solicita cooperación para realizar una excursión a la Provincia de Catamarca con el objeto de rendir homenaje y honrar la memoria de los Indios Quilmes. A pedido del concejal Collet se procede a la lectura de la nota, quien expresa a continuación que en mérito a las razones expuestas y teniendo en cuenta que piensan partir de inmediato recaba del honorable Consejo lo destine a estudio de la Comisión de Presupuesto e Impuestos con recomendación de pronto despacho. Así se resuelve.”[1]


Ese mismo año, dichos alumnos lanzan la entusiasta propuesta de levantar un monumento a nuestro pueblo fundador. La iniciativa tiene amplio eco en la comunidad. 

Se convocó al eximio escultor Luis Perlotti, considerando que este artista había incluido en sus creaciones líneas artísticas tomadas de las tradiciones amerindias, las que incorporó a su obra a partir de 1925, cuando comenzó a realizar viajes por Latinoamérica, en especial por el noroeste argentino, muy presente en toda sus producciones de inspiración indigenista. 

Perlotti realizó la maqueta que se presentó en un acto público y difundió la revista “La Urraca” del periodista Mordy Strugo en 1935. 

Luego Luis Perlotti quedó muy vinculado a Quilmes. Algunos contemporáneos señalan que tuvo una propiedad en Don Bosco muy próxima a Bernal. Dejó numerosas obras en esta localidad, entre ellas el busto del Alte. Brown que se halla en la Escuela Normal de Quilmes, hoy I.S.F.D. Nº 104.

LAS AUTORIDADES MUNICIPALES acompañaron la idea de los jóvenes estudiantes del Colegio Nacional con la ordenanza municipal Nº 835 [2] del 6 de julio de 1935, que establece:

"Ordenanza nº 835. - el H. Concejo Deliberante sanciona: Art 1º.- “... declarar el 14 de agosto de 1669, como fecha presuntiva del establecimiento de la Reducción de lo Quilmes en las tierras que dieron origen a la fundación del pueblo de Quilmes, acontecimiento que se rememorará anualmente en ese día hasta tanto una comisión especial que examine los antecedentes históricos del caso, logre determinar la fecha exacta o más aproximada del mismo. Art. 2°.- La Comisión Especial a que se refiere el artículo precedente estará integrada por cuatro miembros del H.C.D., la que solicitará la colaboración de las Junta de Historia y Numismática Americana. [3] – Art. 3°.- Para perpetuar la memoria de los Indios Quilmes, se erigirá un monumento artístico costeado por suscripción popular, con el concurso de la Municipalidad, cuya piedra fundamental se colocará al celebrarse el 2° aniversario de la fecha señalada en el artículo 1°. Art. 4º. - los trabajos para la erección del monumento estarán a cargó de una comisión popular designada por el D. E. e integrada por representantes de diversas instituciones locales que simpaticen y presten su adhesión a esta iniciativa. Art. 5º.- comuníquese, etc.” [4]

En la sesión ordinaria del 21 de julio de 1937, reunidos en el salón de actos del Palacio Municipal los concejales David J. Cánova, Manuel Castellanos, Roberto H Collet, Alfredo Fazzi, Jesús J. Fojo, Luis Frattini, Francisco E. Garbini, Ernesto V. Ghilini, Saturnino Iriarte, Juan Francisco Iribarne, Cesar Trusso y José V. Barino, siendo las 21:30 hs., elevan una proyecto de ordenanza para ubicar el monumento a los indios Quilmes. Varios concejales proponen modificar la fecha del establecimiento de los quilmes en estas costas y elevan al Departamento Ejecutivo un proyecto de minuta y comunicación para que gestione obtener la piedra fundamental, traída de la ruinas de los quilmes en los valles Cachaquíes, provincia de Tucumán, para dicho monumento y que está en poder del Pbro. Banfi A través del concejal César Trusso se hace una rectificación a la ordenanza N° 835, con una nueva, la N° 1023 que dice: Art. 1°.- Modifícase el Art. 1° de la Ordenanza N° 835, en la siguiente forma: "Artículo 1°.- Adóptase la fecha 14 de agosto de 1666, como la del establecimiento de la Reducción de los Quilmes, etc." 

LA PIEDRA FUNDAMENTAL se colocó en octubre de 1937, en la Avda. Augusto Otamendi y de los Eucaliptus, hoy Doroteo Yoldi y se agregó una placa que rezaba: 

“Aquí se levantará el monumento
para perpetuar la memoria
de los indios quilmes
ordenanza nº 836 / 1666 – 1937”.

En la placa había dos errores: el número de la ordenanza (835) y el otro error era el año de su sanción (1935) Esta última confusión se produjo pues se colocó en el año 1937.


DE ESTE MODO, EL 21 DE JULIO DE 1937, se determinó la fecha en la cual de ahí en más se rememoraría el arribo involuntario del los quilmes y acalianos a este lugar frente al Río de la Plata. 

La placa antes mencionada fue hurtada y en su lugar se colocó otra de mármol con la siguiente leyenda (textual):


CON FECHA 6-7 DE 1935 EL CJO. DELIBERANTE DE NUESTRO DISTRITO DICTÓ LA ORDENANZA Nº 835 POR LA QUE DECLARÓ COMO FECHA PRESUNTIVA DE LA INSTALACIÓN DE LA REDUCCIÓN DE LA DE LA SANTA CRUZ DE LOS QUILMES EN LAS TIERRAS QUE DIERON ORIGEN A LA FUNDACIÓN DEL PUEBLO, EL 14-8 DE 1669 POR ORDENANZA 1023 POSTERIORMENTE SE MODIFICÓ LA FECHA FIJANDO LA DEL 14 DE AGOSTO DE 1666. 

AQUÍ SE LEVANTARÁ EL MONUMENTO EN MEMORIA DEL INDIO “KILME”

EL 15 DE ABRIL DE 1941, asume como comisionado municipal el Dr. Alberto Valdez, quien conjuntamente al Dr. Edmundo Gutiérrez, director del diario “El Sol”; el Prof. José Sosa del Valle, consustanciado con su origen catamarqueño, inician una nueva campaña para instalar el demorado monumento; con el apoyo directo del vicepresidente de la República Dr. Ramón Castillo. Pero el 20 de mayo del siguiente año, Valdez deja su cargo; en junio el Dr. Castillo asume la presidencia de la República por la renuncia del presidente Ortiz – que estaba quedando ciego por su diabetes - y el proyecto se recupera del malogrado olvido. [5]

NUEVO INTENTO. En 1964 – 23 años después - próxima la fecha del Tercer Centenario de lo que se podría llamar, la primera fundación de Quilmes, con el arribo de sus primeros pobladores, se reavivó la intensión de erigir el monumento.

El viernes 14 de agosto de 1964 el diario El Sol el recordaba a las autoridades que la oportunidad del tricentenario era magnífica para que exhumen la ordenanza que hacía 29 años permanecía arrumbada en los anaqueles de la inoperancia, la desidia y la ingratitud. Concluye dicho periódico: “… nuestra ciudad de­be llevar adelante la interesante iniciativa, aunque más no sea por admiración a la altivez de aquellos indios que nos brindaron su nombre.” 

Atentos al mensaje de la comunidad, ese mismo año, las autoridades realizaron un variado evento conmemorativo de la llegada del pueblo Quilmes, a las costas del Río de la Plata. Así se desarrolló el programa de actos oficiales:

Día 14 de agosto
8 horas: disparo de bombas en la plaza San Martín y en todas las instituciones que lo deseen.
9 horas: izamiento de la bandera en la plaza San Martín.
9.10 horas: solemne Tedeum en la iglesia de la Inmaculada Concepción.
9.40 horas: concentración de autoridades en el palco oficial.
9.50 horas: alocución exaltando la conmemora­ción de la jornada a cargo del señor intendente municipal Dr. Raúl Buján.
10 horas: desfile cívico-militar: tomarán parte boys-scouts y bomberos locales, fuerzas armadas y policía de la provincia, escuela de cadetes de la prefectura "Coronel Matías de Irigoyen". 
13 horas: almuerzo de agasajo a las autorida­des.
16 horas: inauguración de la "Casa de la Cul­tura" (viejo palacio municipal) 1º) Palabras del señor presidente del honorable concejo delibe­rante, don Eduardo Vides. 2º) Palabras del señor secretario de gobierno, profesor Héctor Pereiras 3º) Palabras del señor presidente de la comisión municipal de cultura, profesor José Eduardo Par­do; 4º) Actuación del coro y cuerpo de danzas fol­klóricas de la escuela municipal de bellas artes (auspicia la Comisión Municipal de Cultura).
17.30 horas: réplica de la "retreta del desierto" por personal de la policía de la provincia (en la plaza San Martín).
20 30 horas; actuación del coro estable de la escuela municipal de bellas artes "Carlos Morel" (en la "Casa de la Cultura").
22 horas: función teatral en la sala del cine teatro Colón de Quilmes (cedida gentilmente por la empresa cinematográfica Cocconier), donde se representará la obra de Mariveau "juego del amor y del azar", a cargo del elenco del teatro de la Comedia de Buenos Aires, bajo la dirección de Pedro Escudero (auspiciado por la dirección de cultura de la provincia de Buenos Aires).

Día 15 de agosto 
10.30 horas: misa en la iglesia de la Inmaculada Con­cepción.
15 horas: exhibición de destrezas de motociclistas y perros de la policía de la provincia de Buenos Aires (en la plaza San Martín).
19.30 horas: conferencia en la sede de la Bi­blioteca Pública Municipal Domingo F. Sarmiento, a cargo del profesor Juan Carlos Lombán (auspicia la Comisión Municipal de Cultura)

Día 16 de agosto 
10 horas: concurso de manchas organizado por la asociación amigos de la calle Mitre (auspicia la Comisión Municipal de Cultura).
10.30 horas: carreras de sortijas en la plaza San Martín. 
13.30 horas: actos en las instalaciones del Taller Regional Quilmes de la Fuerza Aérea. 1º) equitación de alta escuela. 2º) exhibición de destreza de carros de guerra del ejército. 3º) juego de "pa­to". 49) peñas folklóricas junto a fogones criollos (asado, empanadas, etc.) 
18 horas: desfile de carrozas y jinetes por la calle Rivadavia.

Día 17 de agosto 
14 horas: homenaje al Libertador General José de San Martín, con la participación de la Escuela Naval Militar.
19 horas: tributo a la memoria del Dr. José Antonio Wilde en la Biblioteca Pública Municipal "Domingo Faus­tino Sarmiento", conferencia por el señor Luis Otamendi (auspicia la comisión municipal de cultura)
Poco después, coleccionistas del pasado o acopiadores de metales, hurtaron la placa colocada en el monolito. 

EN 1986 EL INTENDENTE LIC. EDUARDO VIDES, firmó el decreto N° 4747/86, de fecha 16 de abril de 1986 que convocó a concurso para levantar el monumento al “Guerrero Quilme”. El mismo se ubicaría en el histórico basamento de la Av. Otamendi y Av. Yoldi. Así se hizo efectiva la vieja Ordenanza N° 835 de 1935. 

Varios fueron los artistas que se presentaron sus maquetas para el concurso destinado a establecer las características del monumento. El jurado estuvo compuesto por los escultores: Armín Zielinski y Cepuccio Tidone, el plástico Haroldo Montini, en su carácter de Director Interino del Museo Municipal de Artes Visuales y el Sr. José Abel Goldar, historiador e integrante de las anteriores comisiones populares pro-monumento al indio Quilmes. 

Los artistas participantes fueron Enrique Azcárate, Roberto Ferranteli, Nely Godoy, María Alejandra Rebay, Ethel Olga Danis y Nelba Edith Greco del Castillo. De entre ellos surgió ganador del primer premio y adjudicaciones de la obra, Enrique Azcárate, que recibió una medalla de oro y la suma de 2000 australes como honorarios por la realización de la figura. 


EL MONUMENTO FUE INAUGURADO el 14 de agosto de 1986, fecha en que se conmemoraban los 320 años del establecimiento del pueblo de Quilmes. El intendente Eduardo Vides y el vicepresidente del Concejo Deliberante Rito Basualdo abrieron los actos en la Plaza San Martín, que siguieron con una misa en la Catedral a cargo del párroco Pbro. L. Senda y luego se trasladaron al actual emplazamiento de la obra escultórica.


En el acto de inauguración además del Intendente, habló el secretario de gobierno Dr. Horacio Ferrari. Acompañaban la gestión municipal: la secretaria de cultura profesora Marta Cristina Farías, el director del Museo Municipal de Artes Visuales profesor e insigne artista plástico quilmeño don Aldo Severi, a quien interinamente sustituía el profesor Haroldo Julio Montini. Estos nombres figuran en la placa que se colocó en la ocasión. 

CONCLUSIÓN 


Largo fue el periplo, por cierto, y hoy nuevas reivindicaciones honran la memoria de nuestro pueblo fundador, que nos dio toponimia y gentilicio: la avenida “Los Quilmes" (Bernal) avenida “Calchaquí” (continuación de la anterior en Quilmes), la Escuela de Enseñanza Media Nº 16, ubicada en la Avda. Calchaquí Nº 804, que en el 2009, tomó el nombre “Fortaleza de los Quilmes”, el Jardín de Infantes Nº 922, ubicado en la calle Madame Curie, Nº 1780 de Quilmes Oeste, fue bautizado “Isabel Pallamay”. 

El 7 de octubre de 2011, en la plaza San Martín se colocó un monolito con una piedra labrada con el perfil de un quilme, traída de la Ciudad Sagrada del Valle de Yocavil, realizada por el descendiente de quilmes Francisco Yapura, que refiere alegóricamente a este pueblo originario y en el mismo hay una placa que recuerda a la mencionada cacica Isabel Pallamay. 

Con estas acciones el pueblo del Partido de Quilmes, en los últimos años, hizo justicia a sus antecesores, quienes nos dieron un nombre heroico para reconocernos en identidad y pertenencia; sólo falta ahora que del mismo modo se realice una recordatorio merecido al pueblo Acaliano, también heroico fundador; 40 familias traídas en 1667 que, junto con otras 10 de otras parcialidades diaguitas, se sumaron a las ya establecidas en la Reducción.

Investigación, compilación y argumentación Chalo Agnelli

NOTAS
[1] Libro de Actas del HCD 1934 foja 39
[2] El Sol 12 de octubre de 1937 
[3] Aún no existía la Junta de Estudios Históricos de Quilmes que fue creada en 1940 
[4] Nota del diario El Sol del viernes 14 de agosto de 1964. 
[5] El Sol, 3 de diciembre de 1948.
--
Publicado por Blogger para EL QUILMERO el 7/02/2012 

10/8/16


IX JORNADA DE RECUPERACIÓN DEL 
PATRIMONIO HISTÓRICO EDUCATIVO
 23 de Agosto

La Biblioteca Nacional de Maestros, en el marco de las acciones de preservación y difusión de los fondos históricos que posee y el Programa Memoria de la Educación Argentina (MEDAR) junto al Programa Nacional de Archivos Escolares y Museos Históricos de Educación, invitan a la IX Jornada de Recuperación del Patrimonio Histórico Educativo: el aporte didáctico del museo en la escuela.



La jornada se realizará el 23 de agosto en el horario de 9:00 a 13:00 horas en la sede de la Fundación O.S.D.E. y será retransmitida por videoconferencia a las filiales habilitadas en distintas localidades del país.

Programa 

9:00 a 9:45 
Apertura a cargo de autoridades nacionales del Ministerio de Educación y Deportes de la Nación y de la Lic. Graciela Perrone, Directora de la Biblioteca Nacional de Maestros. "La Memoria de la Educación Argentina dentro y fuera de la BNM". 

9:45 a 10:15 
Presentación a cargo de Mercedes Elgarte, de Planificación Museológica de la Dirección Nacional de Museos, Ministerio de Cultura de la Nación: "Nuevas miradas en torno a los museos". 

10:15 a 10:45 
Presentación a cargo del Equipo MEDAR: "Los museos en la escuela argentina de hoy: por qué y para qué?".

10:45 a 11:05 
Pausa 

11:05 a 11:30 
Presentación de experiencias jurisdiccionales: Chaco - a cargo del Equipo de trabajo de la Asociación Israelita de Beneficencia de Resistencia: "Muestra histórica educativa". 

11:30 a 11:55 
Presentación de experiencias jurisdiccionales: Córdoba- a cargo del Equipo de la Escuela Normal Garzón Agulla: "El Museo Escolar: una experiencia educativa traspasada por la historia". 

11:55 a 12:25 
Presentación de experiencias jurisdiccionales: CABA - a cargo del Equipo del Colegio Inmaculada Concepción: "El Museo en la escuela". 

12:25 a 12:50 
Presentación de experiencias jurisdiccionales: Buenos Aires - a cargo del Equipo del Colegio Ward: "El Museo del Centenario". 

11:50 a 13:00
Clausura de la actividad.

Para acceder al formulario de inscripciones ingrese aquí.
Fuente: http://www.bnm.me.gov.ar/novedades/?p=17204#more-17204

9/8/16

Pasantías, Prácticas y Voluntariado

EL SISTEMA DE PASANTÍAS Y PRÁCTICAS
 EN NUESTRO ARCHIVO

Una pasantía, internado, o puesto de interno es una práctica laboral bajo poca o nula remuneración que realizan algunos profesionales, para obtener experiencia de campo. Al que realiza la misma se le denomina pasante, en tanto que a los encargados de supervisarlo se les denomina tutores.


En México, se le llama «pasante» al estudiante de cualquier licenciatura que ha acreditado todas sus asignaturas y sólo le resta presentar una tesis, una tesina, un examen profesional o una práctica profesional para obtener su título universitario.

En Venezuela se conoce como pasante al profesional aún no graduado (por ejemplo diseñadores gráficos, ingenieros, administradores, etc.) que trabajan como profesionales no titulados en una compañía en donde obtienen experiencia de campo, y se dice que éste realiza una pasantía, o práctica profesional.

En Chile, Perú o España se le llama práctica profesional o preprofesional (dependiendo si el interesado la realiza antes o después de la obtención de su título universitario), y funciona de la misma manera. En el lenguaje coloquial también se le conoce como «prácticas».

En Colombia, COLCIENCIAS define una pasantía como aquellas actividades de investigación que enriquecen el proceso de formación y aportan de manera decisiva a la realización de la tesis de doctorado. La pasantía se realiza en el exterior en una universidad o centro de investigación de alto reconocimiento.

En Argentina, mediante la Ley 26.427 se crea el Sistema de Pasantías Educativas en el marco del Sistema Educativo Nacional. Dicha norma fue sancionada en noviembre 26 de 2008 y promulgada de hecho en diciembre 18 de 2008.
Los artículos 2, 3 y 4 de la Ley explicitan el concepto y alcance de las mismas.

Se entiende como "pasantía educativa" al conjunto de actividades formativas que realicen los estudiantes en empresas y organismos públicos, o empresas privadas con personería jurídica, sustantivamente relacionado con la propuesta curricular de los estudios cursados en unidades educativas, que se reconoce como experiencia de alto valor pedagógico, sin carácter obligatorio.

Los objetivos del sistema de pasantías educativas son lograr que los pasantes:

a. Profundicen la valoración del trabajo como elemento indispensable y dignificador para la vida, desde una concepción cultural y no meramente utilitaria;
b. Realicen prácticas complementarias a su formación académica, que enriquezcan la propuesta curricular de los estudios que cursan;
c. Incorporen saberes, habilidades y actitudes vinculados a situaciones reales del mundo del trabajo;
d. Adquieran conocimientos que contribuyan a mejorar sus posibilidades de inserción en el ámbito laboral;
e. Aumenten el conocimiento y manejo de tecnologías vigentes;
f. Cuenten con herramientas que contribuyan a una correcta elección u orientación profesional futura;
g. Se beneficien con el mejoramiento de la propuesta formativa, a partir del vínculo entre las instituciones educativas y los organismos y empresas referidos en el artículo 1º de la presente ley;
h. Progresen en el proceso de orientación respecto de los posibles campos específicos de desempeño laboral.

Los objetivos del sistema de pasantías apuntarán, además, a generar mecanismos fluidos de conexión entre la producción y la educación, a los efectos de interactuar recíprocamente entre los objetivos de los contenidos educativos y los procesos tecnológicos y productivos.

El resto del texto legal especifica las condiciones en que se llevarán a cabo, las obligaciones y derechos de cada una de las partes y los organismos de contralor, entre otras cuestiones.

Empresas, universidades y organismos del Estado o supraestatales suelen ofrecer pasantías, a menudo pero no siempre rentadas. 

La Provincia de Buenos Aires había legislado el Sistema de Pasantías para los estudiantes de la jurisdicción, mediante la Resolución 13.255 del 10 de octubre de 1997. En este caso, las pasantías son "de carácter voluntario y gratuito, no generando ninguna relación jurídica o vinculo con la Organización en donde se efectúe su práctica educativa." 

La resolución provee una Reglamentación del Sistema de Pasantías, un modelo de Contrato, un modelo de Cuaderno de Informe de la pasantía, un Modelo de Certificado de Capacitación y un Modelo de nota información de Pasantías y de Certificados otorgados. 


Durante el año 2009 el Archivo se benefició con la asistencia de cuatro estudiantes de la Tecnicatura que cumplieron, 3 de ellos, las 48 horas de pasantía reglamentarias; provenían del ISFDyT Nº 8 de La Plata. Una vez inaugurada la carrera en el distrito de Quilmes (ISFDyT Nº 83) hemos abierto las puertas a los estudiantes para que realicen las Prácticas Profesionales que establece el Plan de Estudios. Así es que contamos con ellos y su docente desde 2013, lo que redunda en ventajas mutuas. Los alumnos pueden experimentar en un ámbito real de trabajo lo que aprenden en sus clases y, al mismo tiempo, contribuyen a la organización de un valioso fondo documental que no cuenta con personal idóneo a cargo.

LAS PRÁCTICAS PROFESIONALES 
EN LA CARRERA DE GRADO







EL VOLUNTARIADO

Entre las numerosas virtudes del proyecto para la preservación de nuestro patrimonio histórico escolar, está la de capitalizar la cooperación voluntaria de diferentes miembros de las comunidades educativas que, por distintas razones, se sienten impelidos a participar en el mismo.

Docentes, alumnos, ex-alumnos y otros miembros de nuestra comunidad comprometen su esfuerzo a través de contratos verbales y éticos, empeñan tiempo, se capacitan, robustecen la continuidad de la labor de recuperación del acervo documental y se hacen dignos merecedores de respeto y encomio por este hecho. En nuestro caso, como en muchos otros, únicamente a cambio de la gratificación moral e intelectual que puede reportar esta tarea.

Sin embargo, muchos colaboradores tienen otras prioridades, igualmente respetables, y su dedicación al proyecto se verá afectada, cuando no subordinada, a cuestiones ajenas al mismo. 

Los alumnos deben avanzar en su carrera, obtener su título de grado y, probablemente, partir en busca de su destino laboral. Quizás de las nuevas cohortes de estudiantes surjan algunos que deseen incorporarse y será necesario –en consecuencia- repetir la capacitación e integrarlos en los siguientes tramos del trabajo. Tendrán una visión fragmentada del proceso; no obstante, su participación será no sólo valiosa sino valorada.

También los demás participantes pueden verse atraídos por otros proyectos o, presionados por circunstancias de la vida, abandonar éste transitoria o definitivamente.


La importancia de constituir un equipo de trabajo más o menos permanente se exhibe entonces en toda su magnitud. Si bien el compromiso es institucional, la cruda realidad es que el voluntariado es un camino horadado por baches más o menos profundos, que obstaculizan una fluida circulación.

Aparece -entonces- la necesidad de establecer cargos y salarios para preservar la continuidad de un programa de rescate del patrimonio que, día a día, adquiere  mayor relieve y alcance a nivel nacional.

Tal vez no sea necesario, al inicio, pensar que cada escuela debe tener un archivista. Pero al menos las instituciones que tienen una prolongada trayectoria y conservan todo o gran parte de su fondo documental lo necesitan con toda seguridad.

Por otra parte, parece legítimo preguntarse por las políticas públicas relacionadas con los archivos y con la educación. Algunas jurisdicciones, la Pcia. de Buenos Aires por ejemplo, ofrecen preparación profesional en esta especialidad (como se ha visto más arriba), enmarcada en el sistema educativo formal. Sin embargo, no disponen de nichos laborales para los graduados, aun cuando el desarrollo de la disciplina ha demostrado hace tiempo su importancia.

El Estado debería ser capaz de responder a las necesidades de los ciudadanos, promoviendo la implementación de mejores prácticas en el sector estatal y el desarrollo de más y mejores profesionales con vocación por lo público.

A quienes trabajan con el objetivo de contribuir a desarrollar herramientas que permitan a la sociedad civil incrementar su capacidad de participación en las políticas del Estado se les torna evidente que estos momentos requieren una mayor articulación de esfuerzos de los diversos actores de la sociedad -públicos, privados, organizaciones no gubernamentales y académicos- en pos de generar nuevas y creativas respuestas para enfrentar los desafíos.






Fuentes:
Ley 26.427 en 
http://servicios.infoleg.gob.ar/infolegInternet/anexos/145000-149999/148599/norma.htm
Ducoté, Nicolás. “En tiempos de incertidumbre, es clave unir esfuerzos y compromisos”. CIPPEC, publicado en El Cronista, 16/12/2008.

25/7/16

¿Cómo debe realizarse la foliación en los documentos de archivo?

Archivo General de la Nación (R. A.)
Fondo: Sociedad de Beneficencia
Sección Administración Central, legajo 264,2, Folio 255
La foliación en documentos de archivo es imprescindible en los procesos de organización archivística. Tiene dos finalidades principales: controlar la cantidad de folios de una unidad de conservación dada (carpeta, legajo, etc.) y controlar la calidad, entendida esta última como respeto al principio de orden original y la conservación de la integridad de la unidad documental o unidad archivística. 

En tanto se cumplan estas finalidades, la foliación es el respaldo técnico y legal de la gestión administrativa.
En tanto permite ubicar y localizar de manera puntual un documento, la foliación es necesaria para diligenciar diferentes instrumentos de control (inventarios, formatos de control de prestamos, TRD, TVD) y de consulta (inventarios, guías, catálogos). 

De otra parte, la foliación es requisito ineludible para las transferencias tanto primarias (archivo de gestión al archivo central) como secundarios (archivo central al archivo histórico). 

Definiciones:

1. Folio: Hoja.
2. Foliar: Acción de numerar hojas.
3. Foliación: “Acto de enumerar los folios solo por su cara recta” // “Operación incluida en los trabajos de ordenación que consiste en numerar correlativamente todos los folios de cada unidad documental”. 
4. Folio recto: Primera cara de un folio, la que se numera. 
5. Folio vuelto: Segunda cara de un folio, la cual no se numera. 
6. Página: Lo escrito o impreso en una cara ... 
7. Paginar: Acción de numerar páginas.

Como se puede advertir, foliar no es lo mismo que paginar, pues no sólo son términos diferentes sino también conceptos distintos. Para efectos de numeración en archivos, este documento se refiere única y exclusivamente a foliación, la cual ratifica la ordenación.

Requisitos:

1. La documentación que va a ser objeto de foliación debe estar previamente clasificada. La de las oficinas se encontrará relacionada en la Tabla de Retención Documental (TRD). En fondos acumulados, se foliará la documentación que por Tabla de Valoración Documental (TVD) sea objeto de conservación en Archivo Central o Archivo Histórico, al igual que aquella que va a ser reproducida en otros soportes.

2. La documentación que va a ser objeto de foliación debe estar previamente ordenada. La ubicación correcta de los documentos es aquella que respeta el principio de orden original, es decir, que esté de acuerdo con los trámites que dieron lugar a su producción. El orden original más común es el orden cronológico. El número uno (1) corresponde al primer folio del documento que dio inicio al tramite en consecuencia corresponde a la fecha más antigua.

3. La documentación que va a ser objeto de foliación debe estar depurada. La depuración consiste en el retiro de duplicados idénticos, folios en blanco y documentos de apoyo en los archivos de gestión o de oficina. En fondos acumulados, se hará igualmente depuración.

4. Se deben foliar todas y cada una de las unidades documentales de una serie. En el caso de series documentales simples (acuerdos, decretos, circulares, resoluciones) la foliación se ejecutará de manera independiente por carpeta, tomo o legajo. En el caso de series documentales complejas (contratos, historias laborales, investigaciones disciplinarias, procesos jurídicos), cada uno de sus expedientes tendrá una sola foliación de manera continua y si tal expediente se encuentra repartido en más de una unidad de conservación (carpeta), la foliación se ejecutará de forma tal que la segunda será la continuación de la primera.

Materiales:

1. La foliación debe efectuarse utilizando lápiz de mina negra y blanda, tipo HB ó B. Otra alternativa es el uso de bolígrafo (esfero) de tinta negra insoluble, pero el uso de este elemento dificulta corregir una foliación mal ejecutada. 
2. No se debe foliar con lápiz de mina roja ya que este color no es capturado, en la mayoría de los casos, por las máquinas reprográficas.

Procedimiento:

1. Se debe numerar de manera consecutiva, es decir, sin omitir ni repetir números.
2. No se debe foliar utilizando números con el suplemento A, B, C, ó bis.
3. Se debe escribir el número en la esquina superior derecha de la cara recta del folio en el mismo sentido del texto del documento.
4. Se debe escribir el número de manera legible y sin enmendaduras sobre un espacio en blanco, y sin alterar membretes, sellos, textos o numeraciones originales.
5. No se debe escribir con trazo fuerte porque se puede causar daño irreversible al soporte papel.
6. No se deben foliar las pastas ni las hojas-guarda en blanco.
7. Los planos, mapas, dibujos, etc, que se encuentren tendrán el número de folio consecutivo que les corresponde, aún cuando estén plegados. En el área de notas del instrumento de control o de consulta se debe dejar constancia de las características del documento foliado: tamaño, colores, título, asunto, fechas y otros datos que se consideren pertinentes. Si se opta por separar este material se dejará constancia mediante un testigo de su lugar de destino y en este se indicará la procedencia. Esto es lo que se denomina cruce de referencia.
8. Los anexos impresos (folletos, boletines, periódicos, revistas.) que se encuentren se numerarán como un solo folio. En el área de notas del instrumento de control o de consulta se debe dejar constancia de título, año y número total de páginas. Si se opta por separar este material se hará el correspondiente cruce de referencia.
9. Cuando se encuentren varios documentos de formato pequeño adheridos a una hoja, a ésta se le escribirá su respectivo número de folio, dejando en el área de notas del instrumento de control o de consulta las características del documento foliado: cantidad de documentos adheridos, título, asunto y fecha de los mismos. (Para adherir documentos o fotografías a una hoja, debe utilizarse pegante libre de ácido).
10. Las fotografías cuando están sueltas se foliarán en la cara vuelta, utilizando lápiz de mina negra y blanda, tipo HB ó B, correspondiendo un número para cada una de ellas. En el área de notas del instrumento de control o de consulta se debe dejar constancia de las características del documento foliado: tamaño, color, título, asunto, fecha y otros que se consideren pertinentes. Si una o varias fotografías se encuentran adheridas a una hoja, a ésta se le escribirá su respectivo número de folio, dejando constancia en el área de notas del instrumento de control o de consulta, de la cantidad de fotografías adheridas a la hoja, al igual que otras características: tamaño, color, título, asunto, fecha y otros datos que se consideren pertinentes. Si se opta por separar este material se hará el correspondiente cruce de referencia.
11. Las radiografías, diapositivas, negativos o documentos en soportes similares, deben colocarse en un sobre de protección y se hará la foliación al sobre antes de almacenar el material para evitar marcas, dejando constancia en el área de notas del instrumento de control o de consulta el contenido del sobre: cantidad, tamaño, color, título, asunto, fecha y otros datos que se consideren pertinentes.
12. En caso de unidades de conservación (copiadores de correspondencia, legajos, tomos, libros de contabilidad, etc.) que ya vienen empastados, foliados y/o paginados de fábrica, puede aceptarse como mecanismo de control sin necesidad de refoliar a mano. De todos modos debe registrarse en el área de notas del instrumento de control o de consulta, la cantidad de folios o páginas que contiene.
13. Para el caso de unidades documentales que se generan foliadas por impresora, se dejará esta foliación siempre y cuando en una unidad de conservación no haya mas de una, en caso contrario, cuando haya más de una, deberá refoliarse toda la unidad de conservación.
14. Si existen errores en la foliación, ésta se anulará con una línea oblicua, evitando tachones.
15. La foliación es una tarea previa a cualquier empaste, proceso de descripción o proceso técnico de reprografía (microfilmación o digitalización).
16. La documentación que ya se encuentra haciendo parte del acervo documental en Archivos Históricos, cuyos folios estén sueltos y en blanco, se retirarán. Si por el contrario, se encuentran empastados o cosidos deberán foliarse y se dejará la anotación respectiva en el área de notas del instrumento de control o de consulta que tienen esta condición. La foliación de este tipo de documentos debe efectuarse utilizando lápiz de mina negra y blanda, tipo HB o B.
17. No se deben numerar los folios totalmente en blanco (cosidos o empastados) que se encuentren en tomos o legajos en archivos de gestión o archivos centrales, pero sí dejar la constancia en el área de notas del instrumento de control o de consulta.
18. No se deben foliar ni retirar los folios sueltos en blanco cuando éstos cumplen una función de conservación como: aislamiento de manifestación de deterioro biológico, protección de fotografías, dibujos, grabados u otros, o para evitar migración de tintas por contacto.
19. No se deben foliar documentos en soportes distintos al papel (cassettes, discos digitales –CD´s-, disquetes, videos, etc.) pero si dejar constancia de su existencia y de la unidad documental a la que pertenecen, en el área de notas del instrumento de control o de consulta. Si se opta por separar este material se hará el correspondiente cruce de referencia.

Bibliografía:

- ARCHIVO GENERAL DE LA NACIÓN, DEPARTAMENTO ADMINISTRATIVO DE LA FUNCIÓN PÚBLICA. Circular Nº 004 de 2003.
- ARCHIVO GENERAL DE LA NACIÓN. Acuerdo Nº 38 de 2002.
- ARCHIVO GENERAL DE LA NACIÓN. Reglamento General de Archivos. Santafe de Bogotá, 1997.
- ARCHIVO GENERAL DE LA NACIÓN. Acuerdo 027 de 2006 “Por el cual se modifica el Acuerdo No. 07 del 29 de junio de 1994”.
- GODOY, Julia LÓPEZ, Imelda CASILIMAS, Clara. Tablas de Retención y Transferencias Documentales. Directrices Básicas e Instructivos para su Elaboración (versión actualizada). Mini/Manual Nº 4. Archivo General de la Nación, 2001.
- GRUPO IBEROAMERICANO DE TRATAMIENTO DE ARCHIVOS ADMINISTRATIVOS. Hacia un Diccionario de Terminología Archivística. Bogotá, Archivo General de la Nación, 1997.
- JIMÉNEZ GONZÁLEZ, Gladys. Ordenación Documental. Archivo General de la Nación. Bogotá, D.C., 2003.
- ICONTEC. Norma Técnica Colombiana NTC 5397 - Materiales para documentos de archivo con soportes en papel. Características de calidad.

Fuentes: http://190.26.215.130/?idcategoria=2142 - Archivo General - Colombia
http://archivosagil.blogspot.com.ar/2016/07/como-debe-realizarse-la-foliacion-en.html?m=1

17/7/16

UN MISTERIO RESUELTO

Hace más de tres años se acercó al Archivo un ex – alumno para tratar de averiguar las razones, en su opinión arbitrarias e injustas, por las cuales no había podido graduarse de maestro en nuestra escuela.

Publicamos una reseña a partir de su relato y de los documentos que pudimos encontrar en el archivo aún sin organizar, que repetimos a continuación. Ahora, 40 meses más tarde, al trabajar con la ordenación de los expedientes, hemos encontrado el que da cuenta de la situación. 

El 26/2/13 escribimos:

Haciendo memoria (2)
SEIS MUCHACHOS QUE QUERÍAN SER MAESTROS 
Memorias de 1948

Una curiosa anécdota se nos ha hecho llegar y deseamos compartirla con nuestros lectores para tratar de iluminar algunos aspectos opacos que se ocultan a nuestro análisis. 

El año 1948 cursaban en 3º A y 3º B del Departamento Normal seis muchachos que rindieron los correspondientes exámenes de selección que se practicaban en la época para admitir a los estudiantes que continuarían su carrera de Magisterio. No todos llegarían a la meta, puesto que se formaría una sola división de 4º año con cuarenta de los aspirantes. 

Dichos exámenes eran muy diferentes de los que conocemos ahora. Un equipo de seis o siete docentes, durante el mes de diciembre, interrogaba oralmente a los candidatos sobre aspectos diversos de las materias cursadas en el Ciclo Básico. El testimonio que recibimos nos habla de, por ejemplo, “escribir en la pizarra la cifra tres millones cinco”, o bien comentar detalladamente una obra de Benito Lynch leída en 2º año (“Raquela”, novela con cierto tinte irónico y humorístico, que data de 1918 y hoy es apenas conocida); en fin, una situación difícil de anticipar para los quinceañeros y quinceañeras que debían afrontar la crítica situación que determinaría binariamente el acceso o la exclusión de la carrera elegida. 

Este relato dice que los seis aprobaron las señaladas pruebas; sin embargo, una orden superior estableció que, a partir del siguiente curso lectivo, la escuela admitiría únicamente alumnas mujeres –pese a que desde 1914 era Escuela Normal Nacional Mixta- razón por la cual los jóvenes serían transferidos a la Escuela Normal Nº 2 de Capital Federal “Mariano Acosta”. 

Las familias fueron debidamente notificadas de la novedad, pero no todas aceptaron pasivamente este destino, por causas diversas. Como resultaron absolutamente inútiles las solicitudes para reparar lo que consideraban una injusticia, los muchachos terminaron sus estudios secundarios en diferentes establecimientos, tales como el Instituto Incorporado “Santa Catalina” de la orden salesiana, de antigua data, que estaba en Constitución (1), la Escuela Normal de Avellaneda, el Colegio Nacional de Quilmes y quizás algún otro. 

El sinuoso curso de la vida hizo de ellos hombres de bien, dedicados algunos a las ciencias y otros –pese al adverso comienzo- a la docencia. Alfredo Roberto Améndola, Alberto Carlos Baglietto, Jose Luis Carosini, Luis Néstor Gury, Reynaldo Pérez y Jorge Horacio Piñero, que así se llaman los seis protagonistas, se han dedicado a la odontología, la docencia primaria y la secundaria; sin embargo aún hoy se interrogan, como hace más de cincuenta años, las razones precisas de este escollo en su estudiantina. ¿Fue una orden ministerial que se aplicó en varios establecimientos? ¿Fue un artilugio para liberar seis vacantes para otras compañeras que no hubieran podido ingresar al Ciclo Superior? ¿Fue una instrucción específica para la Escuela Normal de Quilmes por razones que ignoramos? Tal vez en futuras indagaciones, el Archivo escolar pueda permitirnos comprender este -por ahora- curioso fenómeno.

Hasta el momento sólo hemos hallado un documento que podría –quizás- tener relación con tan abrupto cambio normativo. La Circular Nº 31 del 1º de diciembre de 1950 alude a las Circulares Nº 156 y 157 de 1948 y prescribe que “para el ingreso al magisterio, deberá ajustarse estrictamente a las normas establecidas” (en los documentos citados) “excepto en lo que respecta a la edad exigida”. Todavía son opacos los cristales a través de los cuales miramos. 

Justamente, en 1948 se había determinado el cambio del Plan de estudios de Magisterio, llevando el Ciclo Superior a un término de tres años en lugar de dos, modificación que tuvo muy corta vigencia. Nos referimos al Decreto 5.114/48, rubricado por el presidente Perón y los ministros O. Ivanissevich y B. Gache Pirán. (2) 

Lo que sí está claro, más allá de cualquier especulación, es que las dos promociones de 1951, tanto la del Plan de seis años como la del Plan de cinco años, son exclusivamente femeninas en nuestra escuela. Y ello sucedió por única vez. 

Poco tiempo después, en 1952, se eliminaron los exámenes de selección de tercer año.

Eran autoridades del establecimiento la Srta. Ana Luther Weber, Directora, y la Sra. Norma Pierini de Rossi, Vicedirectora.

A continuación, las nóminas de egresadas de los dos Planes de estudio: 

1951.- 6º AÑO 

Álvarez, Ana María * 
Aguilar, Elena Luisa 
Angeletti, Ana María 
Anselmo, Delia Ethelvina 
Basiricó, Norma Vicenta 
Becherini, Nelly Raquel 
Berbeni, Nélida del C. de J. * 
Beurrier, Graciela Rosa 
Brola, Norma Leonor 
Campos, María Josefa
Campos, María Josefa 
Carboni, Ethel Martha 
Colombo, Martha Carmen 
Corsiforti, Leticia Rosa * 
Crook, Marion Beatriz 
Di Landro, Isabel Amalia 
Elena, Norma Adhelma 
Estevarena, Luisa Irene * 
Fasanelli, Ada Alcira * 
Fiaschini, Delia Elena * 
Fidanza, Beatriz Felisa * 
Florensa, Elena Felisa 
Gandul, Josefina María * 
González, María Camelia *
Kantt, Amalia * 
Lacalle, Iris 
Laddi, Gloria 
López, Haydée Dora 
Malatesta, Esther Norma * 
Oropesa, María Ethelvina 
Palacio, Nilda Beatriz * 
Persichini, Dora Dominga J. 
Petta, Leonor Ethel 
Petler, Nair Lujana 
Pezoimburu, Amelia Esther 
Piciochi, Mercedes Elena 
Pozzoni, Clarivel Dominga M. 
Prieto, Elsa Noemí * 
Radaelli, Gladys Marta 
Rivera, María Luisa 
Sánchez, María Luisa * 
Santagostino, Ernestina M. 
Tomassetti, Nélida E. * 
Volonté, Beatriz Elena *

1951- 5º AÑO (3)

Bianco, Edith Mabel 
Bonanno, Yolanda María 
Bozzo, Haydee Martha 
Bruna, María Teresa 
Bucich, Mábel Gloria * 
Cederlöf, Iris Beatriz 
Cornell, Haydee Esther 
Charola, Érica 
Doreste, Rudiel Maritza 
Ezpeleta, Lilia Ivonne 
Ghilini, Martha Raquel 
Gromich, Beatriz Irene 
Jurado, María Teresa 
Kiles Josefa 
Lehsten, Susana Edith 
Llense, Susana Edith * 
Malfatto, María Rosa * 
Nepote, Dora Lilia 
Otamendi, Nanina E. E. Z.
Paolovich, Lidia 
Paolucci, Edtih Martha 
Pardiñas, Martha Elena 
Provera, Ethel Sonia M. 
Rey, Martha Lucía * 
Ricagno, Matilde María A. * 
Rivoli, María Elena * 
Rodríguez, Obdulia María * 
Rodríguez, Yolanda L. 
Rosso, Martha Susana * 
Sanguinetti, Iris Martha * 
Sarpo, Inés Corina 
Sosa, Delia Margarita 
Spaltro, Elena Adhelma 
Urrestarazu, Luisa Isabel 
Ventureira, Haydee Leonor 
Vigo, María Esther 

(*) Las alumnas señaladas con asterisco habían egresado oportunamente del Departamento de Aplicación. 

Hoy añadimos los motivos del desplazamiento de los jóvenes estudiantes.


CARÁTULA
Expediente 19069
Año 1949

VARIOS PADRES solicitan sea revocada la medida por la cual se decidió que sus hijos, que cursaron el ciclo básico en la Escuela Normal de Quilmes, deberán continuar sus estudios del Magisterio en la Escuela Normal Nº 2 de la Capital.

NOTA dirigida al Ministro de Educación Doctor Oscar Ivanissevich, de fecha Marzo 26 de 1949. En la misma, padres de cinco de los alumnos reclaman porque se les comunicó a sus hijos en forma verbal que debían pasar a la escuela de Capital Federal y dejar sus vacantes para alumnas que habían obtenido menor puntaje que ellos en el examen de selección.

Argumentan los trastornos económicos que les originaría el traslado, dado que no todos viven en Quilmes y que ello les obligaría a interrumpir la educación de los jóvenes.

Aluden a sentimientos de patriotismo, de afecto por la escuela y a la bondad del señor Ministro para solicitar la revocación de la medida.


A continuación, obra en el Expediente un Memorandum de fecha 12 de abril del mismo año, firmada por el Director General de Educación Secundaria, Normal y Especial, Prof. Juan D´Agostino. En él se deniega la solicitud de los padres, dado que existe una Resolución del Ministro (cuyo número no se informa) por la cual todos los alumnos varones de las Escuelas Normales del Gran Buenos Aires deben concentrarse en la Escuela Normal “Mariano Acosta”, “para destinar las vacantes a las numerosas niñas que de otro modo hubieran quedado sin asiento”.

Luego se notifica a los padres a través de la escuela y se archiva el Expediente, con lo cual se da por terminada la cuestión.

NOTAS: 
(1) En el año 1946 comienza a funcionar el Bachillerato, con lo cual el Instituto Santa Catalina de Alejandría crece y se jerarquiza. En su transcurso (1947) se procede a inaugurar el nuevo edificio de la calle Brasil. 

(2) Nota marginal: Cabe aclarar que entre las comisiones técnicas para la preparación de los programas sintéticos de los tres años del ciclo básico de la enseñanza media, en la que debía ocuparse de las Ciencias Físico Matemáticas estaba designado el Profesor Dr. Alberto Domingo Iacobucci, del Colegio Nacional y de la Escuela Nacional Normal de Quilmes (Bs. As.). Sus textos de Química para el secundario (en coautoría con el Dr. Santiago Alejandro Celsi) se publicaron durante muchos años. Hemos visto ediciones desde fines de la década del 30 hasta avanzada la del sesenta. Presidió la Comisión de Cultura de Quilmes en 1948, de la que formaba parte desde su inicio, así como también contribuyó a la creación del Instituto Argentino de Cultura Británica en Quilmes en 1944 (Fuente: www.elquilmero.com/la-comision-de-cultura-de-quilmes/, http://elquilmero.blogspot.com.ar/2012/02/fotos-de-la-revista-quilmes-en-el_19.html). Ingresó a la escuela como profesor de Ciencias Naturales y de Química en 1932. Farmacéutico y Doctor en Química, había nacido en 1903 y falleció repentinamente a mediados de la década del 60. (Fuente: Anales de la Real Academia de Farmacia, 1965, vol. XXXI, Nº 3, p.150-151)

(3) En publicaciones anteriores se omitió a estas egresadas por desconocimiento de esta particularidad del sistema. Se reprodujo en el blog El Quilmero y luego en el periódico “Perspectiva Sur” del lunes 29 de octubre de 2012.

Véanse nuestras entradas del 16/12/12:
- NORMAS PARA EL INGRESO AL MAGISTERIO. De la década del 30 a la del 50, por Adrián Cammarota. 
- LA FORMACIÓN DE LOS MAESTROS A MEDIADOS DEL SIGLO XX (1). LA ESTRUCTURA ACADÉMICA DEL SISTEMA EDUCATIVO TRANSFORMADA: LA IMPRONTA DEL PERONISMO (Fragmentos), por Ruiz, Guillermo (1); Muiños, Claudia (2); Ruiz, María (3) y Schoo, Susana (3)